Noticias

Revista Somos Uruguay: INAC apoya organizaciones que promueven la educación rural y la actividad agropecuaria urbana

Revista Somos Uruguay: INAC apoya organizaciones que promueven la educación rural y la actividad agropecuaria urbana

Medio: Revista Somos Uruguay
Publicado:  Agosto de 2013


En el marco de su política de Responsabilidad Social Empresarial, el Instituto Nacional de Carnes (INAC) apoya a Educampo, una organización que difunde la actividad agropecuaria en las escuelas urbanas, y a Edúcate Uruguay, que trabaja para mejorar la educación de los niños que asisten a escuelas rurales para así reducir la brecha de acceso a oportunidades.

El interés del Instituto Nacional de Carnes (INAC) en apoyar organizaciones que trabajan para potenciar la educación surgió ante una necesidad de las escuelas. “Nos demandaban información y sobre todo un representante para que pudiera explicar algunos conceptos que ellos querían trabajar. En este sentido, nos era casi imposible llegar a todo el territorio nacional”, explicó la jefa de Prensa y Comunicaciones de INAC, Beatriz Luna Silva.

Por un lado, las escuelas querían explicarles a los niños urbanos cómo se realiza la producción agropecuaria en el interior del país. Por el otro, las autoridades de INAC buscaban generar conciencia sobre la importancia del sector.

Fue así como, tras unir ambas necesidades, INAC comenzó a trabajar con Educampo, una organización que busca disminuir la brecha existente entre el campo y la ciudad, sobre todo permitiendo que los niños que asisten a escuelas urbanas de Montevideo y Canelones conozcan los procesos que atraviesan los productos que luego utilizan o tienen en su mesa. “Nos pareció interesante mostrar los procesos de producción de la carne, la leche y también la lana, productos que hacen a Uruguay un país agropecuario”.

Por otra parte, para atender a los niños del interior del país y, sobre todo, expandir los horizontes geográficos y de conocimiento de aquéllos que asisten a las escuelas rurales, INAC comenzó a apoyar a la organización Edúcate Uruguay.

“Hace 4 años que venimos trabajando con Educampo y es más reciente nuestro apoyo a Edúcate, pero ambas se complementan perfectamente. Entre las dos organizaciones, estamos llegando a más de 2.200 niños”. Resaltó que eligieron apoyar a estas dos organizaciones por la permanencia que tienen los técnicos y educadores en el lugar de impacto.

“No se trata solo de entregar información y luego retirarse. Ellos dan la cara, trabajan en los talleres, se comprometen, y, sobre todo, promueven la sustentabilidad de sus proyectos”.

Edúcate fomenta acceso a oportunidades para alumnos de escuelas rurales

CON LA DIRECTORA, CECILIA DE LA PAZ

Potenciar el desarrollo de los niños que viven en las comunidades más aisladas del país es el objetivo de Edúcate Uruguay. Gracias al apoyo de instituciones como el Instituto Nacional de Carnes (INAC) y la ANEP, hoy sus programas -que acercan metodologías de enseñanza alternativas para reducir la brecha de acceso a oportunidades- están beneficiando a más de 1.500 niños de 70 escuelas rurales.

Trabajo comprometido

Edúcate desarrolla programas en Artigas, Rivera, Durazno, Florida y Río Negro. En este último departamento se encuentran en el 100% de sus escuelas rurales. Trabajan activamente con más de 1.500 niños y 120 maestros en 70 escuelas. “Se trabaja en unidades de diez escuelas por departamento y luego el mismo, desde sus organizaciones locales, debe impulsar la expansión”, explicó de la Paz. Al inicio de cada proyecto, se realizan encuentros dirigidos a maestros, y luego talleres y acompañamiento en las escuelas. “Procuramos vencer el aislamiento que tienen generalmente los maestros rurales. Que se conozcan, que trabajen en conjunto, que compartan sus experiencias y los problemas que tienen”.

Experiencias educativas

Para expandir los horizontes de los niños, desarrollan pro-gramas que fomentan acceso a oportunidades y la activación de talentos. “A través de la oralidad solo recordamos el 10% de lo que nos es dicho, pero si lo vemos y lo experimentamos, recordamos el 70%”. Por ese motivo, la organización acerca metodologías de enseñanza alternativas que utilizan distintos materiales.

Es el caso del programa Ver para Aprender, que promueve el aprendizaje a través del análisis de videos y materiales gráficos. Actualmente, tienen 14 videos propios y varios videos amigos, seleccionados por su potencial educativo. “En todos hablan especialistas, lo cual es parte de expandir los horizontes de los niños para que la inspiración no venga solo del libro, del maestro o del entorno. En los videos sobre sistemas de producción ganadera y trazabilidad, fue un honor contar con el conocimiento del Instituto Nacional de Carnes (INAC), una institución que nos brinda un gran apoyo en todo sentido”.

De la Paz explicó que utilizar diferentes vías de acceso a información -no solo la oralidad- permite captar inteligencias de mayor cantidad de niños. De esa manera, la educación se vuelve más inclusiva. Por otra parte, destacó que también están desarrollando un proyecto de activación de la lectura. “Las escuelas rurales están muy desprovistas de libros. Por eso, en conjunto con Editorial Santillana, estamos armando una biblioteca móvil en Río Negro a partir de un sistema de valijas temáticas. Buscamos reforzar las bibliotecas de las escuelas, porque si allí no hay libros, en la casa, menos”.

Tecnología para el campo

Los programas de Edúcate muestran cómo la tecnología es utilizada en la vida real y en contextos productivos. “Cada vez se utiliza más conocimiento científico en el abordaje de las decisiones que se toman en el campo. La idea es que la gente que vive allí no quede afuera del desarrollo tecnológico, sino que se beneficie de esto”. En este sentido, resalta la gran oportunidad que constituye el Plan Ceibal y su repercusión en los hogares. “Los niños tienen un manejo de la tecnología mucho más fluido que los grandes, y ellos mismos propician incluso que los padres consigan traba-jo por Internet o que puedan profesionalizar la labor que realizan”. En conjunto, Edúcate y Plan Ceibal trabajan en un proyecto científico a partir del cual los chicos experimentan con sensores digitales conectados a la computadora que miden temperatura, ph y humedad, entre otras variables.

Esto se suma al proyecto Zona de Exploración, que resuelve dudas a través del método científico. De esta manera, se pretende despertar su curiosidad. “Además, esto tiene mucho que ver con el abordaje de problemas en la vida real”. De la Paz destacó que todos los materiales que llevan a las escuelas -y que también están disponibles en su portal web- son financiados por Edúcate a través de instituciones que apuesten a esta iniciativa, como es el caso de INAC.

Ver nota completa en pdf

SUMATE VOS TAMBIÉN